06/17/2024
Av. Lázaro Cárdenas, Oriente 4600, Las Torres, 64930 Monterrey, N.L.
Opinión

Económicamente social
Gatorpardismo: todo cambia para seguir igual

Por: Dr. Jorge O. Moreno

Mientras usted lee, los principales diarios y medios profesionales estarán informando de las múltiples reformas que han sido aprobadas por el Congreso.

Ya sea en materia de seguridad, cambios en el presupuesto para ajustar las cuentas públicas a los proyectos insignia de la administración (programas sociales sin diseño, el tren que está arrasando la selva y sitios arqueológicos, una refinería en un manglar ya extinto, un aeropuerto inoperante, y más presupuesto a la seguridad pero que en realidad son para complementar los proyectos anteriores).

También le darán nota del posible aumento en el impuesto predial, el reemplacamiento de su auto y que, muy probablemente, no recibirá un incremento en su ingreso proporcional a la inflación, ya no digamos a los que se prevén por parte de Banco de México y sigan en la tasa de interés para intentar controlar dicho fenómeno.

Y he aquí que esta sensación de que estamos enfrentando muchos cambios para que todo siga igual, o en el mismo sentido, tiene un nombre: gatopardismo.

“El gatopardo” es una novela de Giuseppe Tomasi di Lampedusa (1896-1957), escrita entre 1954 y 1957. Esta obra narra las vivencias de don Fabrizio Corbera, Príncipe de Salina, y su familia en Sicilia, entre 1860 y 1910.

El título se refiere al leopardo jaspeado (en italiano, gattopardo) que aparece en el escudo de armas de la familia Salina.

Sin embargo, el término adquiere su sentido actual por una frase dentro de la obra, donde uno de los personajes declara “si queremos que todo siga como está, necesitamos que todo cambie”.

El “gatopardismo” es la paradoja que consiste en “cambiar todo para que nada cambie”.

Así, parafraseando a Friedrich Hayek, Premio Nobel de Economía en 1974, la sociedad mexicana se sostiene reorganizándose desde cada hogar, sobreviviendo a los cambios que ocurren para que todo siga igual, con pandemia y sus múltiples crisis incluidas.


“Y he aquí que esta sensación de que estamos enfrentando muchos cambios para que todo siga igual”.

X