07/15/2024
Av. Lázaro Cárdenas, Oriente 4600, Las Torres, 64930 Monterrey, N.L.
Perspectiva

Tecnificar el agro es clave para ser sustentable

Automatizar procesos, controlar plagas, mejorar los sistemas de riego es lo que permitirá un beneficio en la producción agrícola

Por: Staff

Como se ha demostrado, la aplicación de la tecnología en la agricultura es esencial para mejorar su productividad, rentabilidad y sustentabilidad, aunado a que, a través de la tecnología, los productores agrícolas optimizan el uso de recursos naturales, reducen el impacto ambiental y mejoran la calidad de los alimentos producidos.

Al automatizar procesos, controlar plagas y enfermedades, mejorar los sistemas de riego y obtener información en tiempo real sobre el clima, las condiciones del suelo y necesidades de los cultivos, se permite tomar decisiones óptimas en beneficio de la agricultura, la cual debe aumentar en 50 por ciento para el 2050.

Aunque México cuenta con ciertos avances, resulta urgente continuar con el impulso a la tecnificación de la actividad agrícola, debido a la demanda de alimentos por el crecimiento poblacional, y la incuestionable necesidad de utilizar los recursos naturales de manera más eficiente.

Un caso de éxito es el Distrito 001 de Aguascalientes, el más antiguo de nuestro país, donde lograron ahorrar el 90 por ciento del agua destinada a riego agrícola a través de goteo, beneficiando a más de mil 800 usuarios agrícolas.

Tras dejar de extraer agua de pozos concesionados, este distrito de riego requiere de 32.5 millones de metros cúbicos de agua para riego, contra los más de 90 millones que se utilizaban anteriormente, liberando esta agua para uso público.

Para replicar estos resultados, es necesario abrir el diálogo entre las autoridades de gobierno federal, estatal y los distritos en alto estrés hídrico, como la zona citrícola de Nuevo León.

Con completa transparencia técnica y dando la certeza de que tecnificar el riego no solo es necesario, sino conveniente para el productor que lo adopta, se puede incluso convertir cultivos a otros de mayor valor, generando beneficios para todos.

A su vez, la iniciativa privada puede contribuir con la comercialización de productos que reduzcan su huella hídrica, mejorando la sostenibilidad de su cadena de suministro.

Desde un enfoque cultural, tenemos que ser capaces de poder transmitir a las nuevas generaciones que el campo no es solamente arar la tierra, sembrar una semilla y regar, sino que es un conjunto de distintos procesos que van desde lo comercial a producción sustentable.

La seguridad alimentaria es obligación de todos, y con el uso de la tecnología se puede lograr de forma rentable y sostenible.

X