05/24/2024
Av. Lázaro Cárdenas, Oriente 4600, Las Torres, 64930 Monterrey, N.L.
Negocios

Desaira mercado a los menos educados en NL

En el último año en Nuevo León el número de trabajadores ocupados, formales e informales, Con menor nivel educativo disminuyó. 

La Coparmex Nuevo León realizó un análisis con datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo de INEGI, revela que en el primer trimestre del año el número de trabajadores con educación secundaria completa, primaria completa y de primaria incompleta disminuyó, respecto al del mismo periodo de 2022. 

Sin embargo, el número de trabajadores ocupados con educación media superior y superior aumentó en 9.2% en el último año. 

En el primer trimestre del año el número de trabajadores –subordinados formales e informales- en Nuevo León aumentó 1.2%, respecto a los que había en el mismo periodo de 2022. 

Nuevo León concluyó el primer trimestre del año con 2,193,879 trabajadores ocupados. 

A nivel nacional, al realizar el mismo comparativo a diferencia de lo que ocurre en Nuevo León, solo el rubro de trabajadores con primaria incompleta registró una baja de -1.07% en el número de trabajadores ocupados. 

Los de primaria completa aumentaron en 2.3%; los de secundaria completa, 4.25%, y los de medio superior y superior, en 6.19% en el primer cuarto del año, respecto al mismo periodo de 2022. 

Cecilia Carrillo López, directora de Coparmex Nuevo León, dijo que es una realidad que las empresas ubicadas en el Estado han elevado los requerimientos educativos de su personal, esto por los sectores de alto valor agregado a los que pertenecen. 

“Eso queríamos en Nuevo León empleos de calidad, bien remunerados. Lo que necesitamos ahora es satisfacer esa demanda que tienen las empresas”, apuntó. 

La directiva advirtió que el “nearshoring” está propiciando la llegada de empresas de alto valor agregado a Nuevo León que demandan personal calificado. 

Por otro lado, la baja en el número de trabajadores ocupados con nivel de instrucción primaria completa, de -15% es preocupante, advirtió. 

“Es necesario que los Gobiernos fomenten entre la población una mejora en su nivel educativo, para cambiar la proporción de trabajo de mano y mente de obra”.

“Los trabajadores en líneas de producción de ensamble requieren mínimo de un nivel de secundaria para poder entender hojas de instrucción. Ahora las empresas que llegan al Estado y las que ya están buscan mano de obra calificada”, agregó. 

X