04/20/2024
Av. Lázaro Cárdenas, Oriente 4600, Las Torres, 64930 Monterrey, N.L.
Mundo Verde

Logra OVIS certificación internacional por su programa de conservación del lobo mexicano

Mario Alberto Palacios

Monterrey, NL.- El Consejo de Hábitat de la Vida Salvaje (Wildlife Habitat Council WHC), concedió la certificación de Excelencia Ambiental 2023 a la asociación civil Organización Vida Silvestre (OVIS), un programa que por más de dos décadas ha buscado la conservación del lobo mexicano en el noreste de México.

Esta distinción se dio en la ciudad estadounidense de Baltimore, Maryland, sede del WHC, informó Ernesto Enkerlin-Hoeflich, al señalar que esta es una primera de varias facetas de certificación en pro de la labor de recuperar la población de una de las especies animales que se hallaban en riesgo de extinción.

“Estamos muy contentos. El trabajo no se hace para recibir reconocimientos”, aclara el director científico de OVIS, “Hemos estado rehabilitando lobos para regresarlos a su hábitat en la Sierra de Picachos”.

Explica que el lobo gris hace muchos años dejó de tener presencia en Nuevo León, por lo que OVIS a través de acciones de intervención directa con la reproducción en cautiverio primero, y después la liberación de ejemplares para repoblar las áreas consideradas como sus principales hábitats.

OVIS, que es apoyada en su totalidad por la empresa Vitro, concentra esfuerzos la Sierra de Picachos, en una reserva  llamada La Mesa, en una labor bilateral con el vecino para para rehabilitar  lobos  gris mexicano, que habitaban desde el sur de Estados Unidos y el norte de México, para que puedan ser liberados en su hábitat natural. 

De acuerdo a datos de OVIS, la zona de La Mesa se extiende por nueve mil hectáreas de zona boscosa de la Sierra de Picachos, hogar de otras especies en peligro de extinción o de protección especial como el puma, oso negro mexicano, águila real, codorniz Moctezuma y guajalote silvestre, entre otras. 

“La parte más importante es que somos una de las dos instalaciones en México de rehabilitación de lobos grises para que sean competitivos y con altas probabilidades de supervivencia en la vida silvestre”, enfatiza Enkerlin-Hoeflich.

Añade que sí bien es grato recibir el reconocimiento a la labor desempeñada, obliga a todos los integrantes de OVIS a redoblar esfuerzos para no sólo mantener la certificación de Excelencia Ambiental a renovarse dentro de dos años, sino subir de categoría para obtener alianzas estratégicas y recursos para financiar el programa.

“Hay que entender conservación no solo por las especies animales, sino por todos nosotros. Se critica a veces que habiendo tantas necesidades humanas se dediquen esfuerzos a la protección de la vida silvestre. Hay que ser cuidadosos de los ecosistemas porque los humanos dependemos de ellos”, puntualiza.

X