04/15/2024
Av. Lázaro Cárdenas, Oriente 4600, Las Torres, 64930 Monterrey, N.L.
Opinión

Conflictos de Interés 

Enfoque

Por Waldo Fernández 

Con la Constitución de 1875 el Benemérito de las Américas, don Benito Juárez García, creó el Estado Laico que significó la eliminación de los privilegios desmedidos de la Iglesia y consagró la autonomía del Estado.

Muchos años después, durante el periodo neoliberal, fueron las élites económicas quienes se conformaron como un poder de facto, teniendo decisiones directas en lo que sucedía y dejaba de suceder en el país. 

Como antes de la separación entre Iglesia y Estado, se gobernaba para y por las élites. 

Fue hasta la llegada de la Cuarta Transformación que esos privilegios fueron expuestos y eliminados para así crear un Estado verdaderamente democrático, que vele por los intereses de la ciudadanía y no para unos cuántos 

Que exista una separación de poderes económicos y religiosos en un estado democrático es esencial para no caer en los famosos “conflictos de interés”. 

En Nuevo León, por ejemplo, tenemos un empresariado activo, referente a nivel nacional por su innovación y su proactividad para contribuir a resolver los problemas públicos de la sociedad.

Su contribución en la crisis de inseguridad de 2010, por ejemplo, fue muy importante para hacerle frente al crimen organizado.

Es el empresariado neolonés, sobre todo los pequeños y medianos empresarios, quienes realmente impulsan a que el estado sea un referente nacional en innovación y generación de empleo. 

Sin embargo, que actores privados lideren o financien organizaciones “civiles”, con una agenda pública específica o paguen por estudios sobre problemáticas a la que ellos contribuyen, es un conflicto de interés que nos impide resolver problemas de fondo.

Hoy ese es el caso de la crisis medioambiental, o de agua, que vive Nuevo León.

Por eso, abogar por estudios científicos y técnicos, sin una agenda o conflicto de interés por detrás, no significa buscar distraer sino encontrar soluciones integrales que resuelvan el problema de fondo. 

Eso es lo que ha pedido MORENA en Nuevo León desde el inicio: acabar con los conflictos de interés que tienen colapsado al Estado. 

X