05/22/2024
Av. Lázaro Cárdenas, Oriente 4600, Las Torres, 64930 Monterrey, N.L.
Politica

Impulsado por el apellido, Colosio quiere ser Presidente

Por Mario Alberto Palacios
Con apenas su primer año como alcalde de Monterrey, Luis Donaldo Colosio Riojas ya escuchó el canto de las sirenas y busca la candidatura a la presidencia de México en el 2024.
Sin logros sustanciales en su gestión, con altos índices de inseguridad, escasa obra pública y nula eficacia en el combate a la corrupción de la anterior administración priista, el munícipe es colocado en las encuestas como uno de los aspirantes para la próxima elección federal.
Abogado de profesión y ex diputado local, quien tiene menos de cinco años en los reflectores públicos, aprovecha todo foro y espacio para publicitar su imagen.
Incluso, el presidente Andrés Manuel López Obrador enlistó al primogénito de Luis Donaldo Colosio Murrieta como uno de los más de 50 “corcholatas” de la oposición.
Más que por méritos por su desempeño como alcalde de la tercera ciudad más importante del país, Luis Donaldo Colosio Riojas es reconocido por el mito en que se convirtió su padre, asesinado en un acto de campaña en Lomas Taurinas, Tijuana, en 1994, cuando contendía por el PRI a la presidencia de México.
La premisa de que por ser un Colosio “se la deben”, es como desde el 2018 y en el 2021 se construyó su carrera política, primero como candidato a diputado local por Movimiento Ciudadano y, después en pos de la presidencia municipal de Monterrey.
El senador y dirigente nacional de MC, Dante Delgado Ranauro, ha descartado que Luis Donaldo sea aspirante a la presidencia de México, enlistando primero a los gobernadores de Jalisco y Nuevo León, Enrique Alfaro y Samuel García respectivamente.
Aunque la nominación a la candidatura presidencial se daría hasta los primeros meses del 2024, se prevé que Colosio Riojas intensificará la promoción de su persona.
Todo con el fin de justificar una potencial candidatura, que le permita llegar a ser inquilino de Palacio Nacional para el sexenio 2024-2030, sueño que un solitario asesino le truncó a su padre hace 29 años.

X